divendres, 1 d’octubre de 2010

No me pidas que te añore



Prolongaré tus curvas hasta el infinito.

Tu cuerpo azul flotará entre mis brazos,

sin peso, ni volumen, ni tamaño.

Convocaré las voces misteriosas

con los ojos azules que me otorgas

y viajaré con ellas por la nada.


Mi destino será entrar en tu boca

y conocer tus labios destructores,

convocados por ti para el combate

y llevaré mi infancia en la batalla

y mi rabia y mi ira, hasta mi muerte

y lucharé contra tu beso frío.


Creo que al fin someteré tu cuerpo,

caliente y despejado en ese día

y entre tus manos irá mi bandera.

1 comentari:

Mar ha dit...

Preciós. Molt bó, BLN.
Aprofito per tornar a donar-te les gràcies per ahir. Vaig ser una fortunada. sóc.
Petons