dissabte, 4 de setembre de 2010

Pilar y Ana

Dedico esta entrada sin fotos a dos personas que no se conocen de nada, que visitan muy poquito mi blog, pero que me consta que lo han visto alguna vez y que son muy parecidas. No puedo poner fotos porque no tengo. A una hace siglos que no la veo y las fotos que tengo de ella son anteriores a la era digital, la otra se esconde en una extraña pintura mural que muestra algo así como un bicho, una bacteria o no sé, pero no le pongo cara. Se llaman Pilar y Ana. Ninguna de las dos es catalana y aunque me entienden, esta entrada será en español en su honor, para que no se cansen.

Pilar es extremeña, de Cáceres y Ana es de un lugar llamado Los Molinos, quizá en la provincia de Toledo, no sé. Las dos viven en Madrid. Actualmente con las dos tengo una relación un poco extraña. Con Pilar teníamos mucho en común, estudiamos filología, escribíamos poesía, yo viajé un par de veces a Cáceres, ella a Barcelona, fuimos juntas a Italia y teníamos un cuaderno amarillo (que aún conservo, Pilar, que no se ha perdido) que nos enviábamos por correo, una especie de precursor del blog a alimón. Vino a mi boda y cantó en inglés There is a wedding in Ventalló. Pero ahora hace tiempo que no nos vemos, recuerdo su imagen a los treinta años, pero no sé cómo será ahora. Mantenemos un leve contacto telefónico, pero como yo soy mala para eso, casi nunca la llamo. Aunque me acuerdo mucho de ella.

Ana es alguien a quien nunca he visto, ella no sabe casi nada de mí, pero yo sé casi todo de ella, conozco a su familia, sé qué libros lee, qué música oye, sé que se ha aficionado a correr ahora que le han cerrado la piscina, conozoco su trabajo, a su jefe y a sus compañeros, sigo como una sombra cada uno de sus gestos. Leo los libros que me recomienda (The Sportswritter muy bien, Ana, y también Tokio Blues, aunque a ti no te gustó tanto) Tiene un libro dedicado por Siri Husvelt, la mujer de Paul Auster, conozco hasta sus sueños y su léxico familiar, como "cani" (pequeño) "no me simpatiza", "holgura craneal" (resaca) y muchas otras.

Ana tiene un blog, Pilar realmente no, tiene uno pero no escribe en él. Son como dos clones. Tienen sentido del humor, son malas (en el buen sentido de la palabra malo), sarcásticas, simpáticas, tiernas, graciosas, habladoras (bueno supongo Ana) creativas, imaginativas y encantadoras. Viven la vida sin perder un segundo, sin dejar que nada se les escape, aprovechan cada cosa buena que (les) pasa y si es mala le sacan punta cómica.

Quien sabe si la suerte os reunirá alguna vez, gemelitas. Un besazo a las dos.

4 comentaris:

molinos ha dit...

jo, abro el correo a estas horas, no puedo dormir....y ¿Que me encuentro? Si, soy un loro , pero me has dejado sin palabras....y con una sonrisa de oreja a oreja. Muchisimas gracias....a lo mejor mañana puedo decir algo mas interesante. Gracias y un beso

Pablo ha dit...

A Pilar no la conozco pero Ana "mola trillones" (utilizando su léxico).
Besos

BLN ha dit...

Hola Pablo, bienvenido al blog. ¿Conoces a Moli? Me alegro que te hayas pasado por aquí. Yo también he ido a tu blog y ¡Vaya fotos! Veo que eres montañero y esquiador, pero de los altos vuelos.

Anònim ha dit...

¡Je je, Moli también existe, como Teruel! Cuando es buena es muy buena, pero cuando es mala... ¡es mejor!

Youch