dimarts, 4 de desembre de 2012

Peregrino



Tú eres el camino
y la fuente
por dónde mis pies
transitan.

Aquí estoy,
te he llegado,
te he bebido,
te he recorrido,

mi amor.

Todavía el camino
no ha cesado.
Tu agua fresca ríe,
como antes

y tengo aún sed
en la garganta.